Argentina

Mundial U19. Juego de equipo (Argentina), juego de individuos (Croacia)

Posted on Actualizado enn

Retomo la actividad en el blog después de unos meses sin actualizarlo. Tras una temporada muy saturado de baloncesto (en el mejor de los sentidos) en la que he llevado dos equipos y he hecho de ayudante de un tercero, había tenido poco tiempo para poder sentarme de nuevo y analizar partidos para comentarlos en el blog. Esta semana he estado pendiente del Mundial Sub19 que se ha disputado en Letonia y que ha ganado la Lituania de Jonas Valanciunas (al que le dediqué un vídeo hace un tiempo en este blog) tras derrotar en la final a Serbia con relativa comodidad. Si queréis más info de cómo ha ido el torneo la tenéis en Solobasket.com.

Uno de los partidos que más atención me suscitó fue el enfrentamientos de cuartos de final entre Argentina y Croacia. Tenía ganas de volver a ver a los balcánicos tras ver a parte de sus integrantes en el Nike International Junior Tournament con el KK Zagreb (Saric y Hezonja) y al bueno de Toni Katic que había deslumbrado un año antes en el Torneo de L’Hospitalet con el KK Split y donde también estuvo Valanciunas que fue elegido mejor jugador del torneo. Delante se encontraba una Argentina que había pasado apuros para pasar a cuartos de final y que no tenía al menos en teoría una colección de talentos como los croatas aunque sí un grupo cohesionado que se había sobrepuesto a los malos momentos para llegar hasta las eliminatorias. El claro favorito era Croacia.

En el vídeo que hay a continuación veréis imágenes del partido en el que podréis apreciar dos baloncestos totalmente antagónicos y dos filosofías de juego radicalmente opuestas. Los argentinos si por algo se caracterizaron fue por ser un equipo muy disciplinado en ataque que sabía sacar provecho de las virtudes de sus mejores jugadores y que interpretaba a la perfección los rígidos sistemas implantados por su seleccionador (sale el ejemplo del sistema que más utilizaron). Tanto contra defensa zonal como contra individual tenían un arsenal de movimientos en ataque en los que los bloqueos indirectos, situaciones de flex y aclarados interiores dominaban las posesiones ofensivas de los albicelestes. Croacia por su parte optaba por un juego en la que el 90% del tiempo atacaban sin sistemas de una forma totalmente libre en la que el 1×1 del hombre balón marcaba el movimiento del resto de jugadores. Mientras un equipo hacía volar el balón y daba entre cinco y ocho pases por posesión, en el otro lado apenas había uno o dos pases por ataque.

No estoy realizando ninguna crítica a Croacia si no que hasta ahora estoy simplemente exponiendo y describiendo dos formas de jugar al mismo deporte de maneras muy diferentes. Sí que quería compartir con vosotros mi visión sobre lo que es más adecuado para estos jugadores que en la mayoría de los casos aún están en etapa de formación pero que muchos de ellos ya están jugando en equipos de primer nivel en sus países. Se dice que en el punto medio está la virtud y realmente yo lo creo así. Al menos para estos casos extremos de baloncesto. Argentina logró plantarse en unas semifinales con un equipo que para los ojos de todos los expertos era mucho más limitado técnicamente que la mayoría de cuartofinalistas. Lo consiguió buscando siempre el beneficio del equipo por encima de los individuos y le dio un gran resultado en el torneo. Croacia no estuvo a la altura de las expectativas y a pesar de contar con jugadores más jóvenes en algún caso todo el mundo esperaba que venciera a Argentina y disputara las medallas. Más allá de los resultados del torneo que dan la razón a la albiceleste (aunque se ha de detallar que uno de los dos mejores de Croacia no pudo disputar los últimos minutos del encuentro por una pequeña lesión -Toni Katic), quería ver qué consecuencias tiene una y otra filosofía de juego en el desarrollo de los jugadores.

Los argentinos me atrevo a decir que en muchos casos tendrán una mejor adaptación al mundo senior (aunque habrá que ver a qué nivel lo harán). Los sistemas que desarrollaban en su selección y que a buen seguro serán similares a los que juegan en sus equipos tienen los mismos conceptos que realizan los equipos profesionales. Los croatas sin embargo tendrán más complicado poder jugar un estilo tan descaradamente individual en sus primeros años como profesionales y tendrán que aprender a jugar en el seno de un equipo con unas normas más rígidas. Los primeros han logrado una gran capacidad para pasar y para lanzar después de recibir bloqueos indirectos. Los segundos son grandes botadores, tienen una colección interminable de fundamentos técnicos que les permiten superar a su defensor y un buen desborde en el 1×1. Unos son disciplinados dentro de un esquema ofensivo y saben buscar qué opción es mejor entre las que ofrece un sistema de juego. Los otros son tremendamente creativos y buscan respuestas a las reacciones defensivas.  Los argentinos serán especialistas y buenos jugadores de equipo (salvo alguna excepción como Marco Delia que apunta algo más alto). Los croatas podrán desempeñar un rol protagonista si continúan su evolución como hasta ahora (Saric y Katic son los dos ejemplos más claros).

Nunca me gusta ser categórico así que me gustaría conocer vuestra opinión y debatir qué modelo creéis más adecuado para formar jugadores y permitirles dar de la mejor manera el salto a equipos senior (algunos de ellos ya juegan en las primeras divisiones de sus países). Espero vuestros comentarios.

PD: La semana que viene comienzo el Curso de Entrenador Superior en Zaragoza. A la vuelta ya escribiré cómo ha resultado la experiencia. Las ganas e ilusión no faltan.

Anuncios

Las Selecciones del Mundial II: Argentina y Puerto Rico

Posted on Actualizado enn

Hoy abrimos con una noticia de actualidad. Los jugadores de Puerto Rico, Larry Ayuso y Chistian Dalmau, se han negado a viajar al próximo partido preparatorio para el Mundial de Turquía y serán sustituidos por Guillermo Díaz y David Huertas. Parece ser que ambos jugadores estaban disconformes con su rol en la selección y que no estaban contentos con los minutos que estaban jugando. Hablo de estos dos jugadores porque me he enterado de la noticia, horas después de montar un vídeo sobre la selección de Puerto Rico y en el que aparecen los dos angelitos. Puerto Rico era hasta el día de hoy un paraíso armónico en el que estaban convencidos de que optarian a las medallas. Después de la bomba surgida parece ser que el vestuario no era todo lo idílico que decían y la prensa boricua ya está con la mosca detrás de la oreja. En el vídeo no aparecen tres jugadores claves como Carlos Arroyo, Daniel Santiago y PJ Ramos que no disputaron el encuentro amistoso ante Argentina del que he sacado las imágenes. Quién sí sale sin embargo es Ángel Vallaso que después de realizar una gran temporada en ASVEL es uno de los jugadores más importantes de Puerto Rico.

Argentina por su parte sí es uno de los favoritos sin discusión para conseguir medalla. Nocioni y Oberto aún no están recuperados de las molestias que le han impedido jugar los últimos encuentros preparatorios pero aún así  sigue siendo una selección muy potente. La pareja Carlos Delfino y Luis Scola están a un nivel espectacular. En el vídeo se puede apreciar todo un clinic de Scola con movimientos en el poste, lanzando de tres y anotando de todas las formas habidas y por haber. Prigioni jugará cerca de 30 minutos por partido ya que a Cequeira, que ha llegado a última hora, no lo conoce ni el mismo jugador del Real Madrid. Quizás el banquillo sea algo inferior al del resto de favoritas pero su quinteto titular es temible. Veremos de nuevo una lección permanente de cómo jugar el bloqueo directo central con un Scola que cada vez es más imprevisible con sus continuaciones hacia dentro y hacie fuera. Como no tengo mucho más tiempo para escribir os dejo hoy simplemente con los vídeos que como dije ya el lunes sirven sólo para conocer a jugadores no tan conocidos y no para enseñar sistemas ya que las selecciones se reservan los mejores movimientos para cuando comience el Mundial.